menú

sábado, 31 de diciembre de 2016

Reseña: las mujeres que leen son peligrosas de Stefan Bollmann

Un canto a la libertad que otorgan los libros y un emocionante homenaje a las mujeres lectoras...


                       
Hoy les mostramos un poco, para finalizar el Año 2016, algunos tesoros que encontramos en el libro Las mujeres que leen son Peligrosas...

La historia de la lectura femenina se refleja tanto en la pintura como en la fotografía, pero hubieron de pasar muchos siglos antes de que ellas pudieran leer lo que quisieran. Leyendo se apropiaron del conocimiento,cambiaron la estrechez de su vida doméstica, usaron la imaginación y se apropiaron de ideas y experiencias que solo habían estado al alcance de los hombres.

La galería de imágenes puesta aquí funciona como un museo imaginario.

Lectoras llenas de Gracia

Simone Martini: "Anunciación 1333. Florencia"

Su mano izquierda sostiene el libro rojo, símbolo de sabiduría, que estaba leyendo hasta ese momento. El formato y el aspecto sugiere que sea un devocionario privado, llamado también Libro de Horas. María es una mujer inteligente que domina un arte practicado por las mujeres ilustradas del medioevo, la lectura silenciosa.






Hugo Van der Goes: Triptico de la adoración de los magos

 Se ve a Santa María Magdalena y a Margarita, joven mártir vestida de rojo, sostenía un libro que es el símbolo de la fe y asociado a la cruz es un talismán. En este caso para vencer al mal encarnado por el dragón a sus pies
Michelangelo Buonarroti: Sibila de Cumes
es uno de los libros proféticos que la sibila lee nuestro futuro y predecía los acontecimientos, aunque éste en especial tenga las hojas en blanco

Lectoras Hechizadas
La mujer que lee en silencio establece un vínculo que escapa al control de la sociedad y en el que tiene un momento de libertad al que solo ella tiene acceso.

Rembrandt van Rijn Anciana leyendo
 A lo largo de toda su vida el pintor se interesó por la edad y el envejecimiento. Se supone que podía ser su madre leyendo el antiguo testamento, la mujer apoyando su rugosa mano y siguiendo la lectura con el dedo eso también es una relación entre la lectura y el dedo, una caricia literaria.
Jacob Ochtervelt: declaración de amor a mujer leyendo La carta como forma de conversación escrita estaba de moda en los países bajos, ningún otro país de Europa contaba con tantos otros ciudadanos que supieran leer y escribir.Es uno de los pocos cuadros de la época que muestran tres medios compitiendo entre si: libro, carta y conversación.

Pieter Janssens Elinga Mujer leyendo

Absorta en un "bestseller" de la época la criada se desliga por un tiempo de sus tareas y obligaciones, seguramente el libro pertenece a su ama, quien al salir un momento le brindo a su criada un tiempito de relax.
Lectoras seguras de sí misma
en la época del rococo y la ilustración la poesía y la novela se tranformaron en un pasatiempo...
Francois Boucher: madame pompadour
 La marquesa reclinada en un canapé junto a un gran espejo que permite observar una biblioteca ricamente ornamentada cuyos volúmenes llevan el blasón de su propietaria.

Jean-Honoré Fragonard:joven leyendo
 Ésta joven vestida según la época sostiene el libro de una manera casi dictada con el decoro, como si se llevara una taza de te a los labios, con solo cuatro dedos y el meñique levantado.
Johann Ernst Heinsius: Anna Amalia
 Un retrato de una duquesa que hizo de Weimar un lugar de encuentro intelectual, abrió el acceso publico a su Biblioteca,celebre en el mundo, esta sala rococó poseía fondos históricos de libros, pinturas, mapas y globos terráqueos.

Lectoras sentimentales.
Leer significaba adentrarse a las emociones del otro que había plasmado en el papel y explorar el propio potencial emocional.

Franz Eybl joven leyendo
 Ésta joven esta totalmente cautivada por su lectura, parece contener la respiración, ésta excitación de la lectora se refleja incluso en el movimiento del libro, las páginas leídas tienen pequeños intercisos que las separan y se ofrece un juego de luces, ¿Sospechará como concluye?
Carl Christian Constantin Hansen: Las hermanas del artista
 Las hermanas comparten una lectura en la que parecen disfrutar sorpresa y admiración o intriga.
Anton Ebert: Cuento para antes de dormir

 El trío está sumergido en una revista probablemente extranjera que les muestra una imagen del mundo exterior.
Lectoras apasionadas

James Jaques Tissot


James Abbott McNeill Whistler: Lectura a la luz de una lampara

Una silla cómoda, luz y una lectura apasionante son suficientes para la pequeña felicidad de ésta lectora, junto a una taza de té o café
Charles Burton Barber muchacha leyendo con doguillo En ésta pintura el dogo es el compañero de una dama joven, introducido de china en las casas burguesas.

Vincent Van Gogh Arlesiana

Retrato de la esposa del dueño del cafe al que concurria el pintor

Peter severin Kroyer: jardin de rosas

 La esposa del pintor en un momento de intimidad con la lectura

Vittorio Matteo Corcossueños
  Parece que es otoño por las hojas caídas y la sombrilla y el sombrero olvidados en el banco. Los tres libros apilados amarillos,celebre colección de la editorial Grasset ¿Cuales serán los pensamientos que giran en la mente de ésta mujer?

Lectoras solitarias

Jessie Marion King: La gramatica mágica
 Ilustradora y decoradora escocesa nos muestra el Art Noveaux en ésta bella imagen

Gwen John La Convaleciente
   

"Según Proust, la definición de la lectura y solamente de la lectura actua como un antídoto que nos restituye poder intelectual y fuerza de voluntad en la fase de agotamiento, bajo su protección podemos curar nuestras dolencias"

Duncan Grant: La estufa 

Nos transporta al mundo británico Bloomsbury, la muchacha fascinada con la lectura es la hija del pintor. Cuando uno está inmerso en la lectura no se preocupa por la postura.

"Los libros no son para las mujeres un objeto como cualquier otro, circulan entre ellos y nosotros una corriente cálida, una afinidad secreta"

Para cerrar, una curiosidad, la tumba de Leonor de Aquitania, erigida en el monasterio de la abadía de Fontevrault, yaciedo sobre el sarcófago con un libro abierto entre las manos, símbolo de goce celestial, siendo ella una distinguida mecena de arte y literatura

martes, 27 de diciembre de 2016

Reseña y Entrevista: Todas las Horas Mueren




Para éstas navidades les trajimos una reseña de una autora independiente que gentilmente se acercó a la Morada, una novela donde se aúna el café y los libros, ya de por sí ésto despertó nuestras ansias cafetinas y nuestra pasión lectora, y dijimos: ¡Ahí vamos!


"El Café llevaba abierto dos décadas. Era un lugar emblemático, famoso en la zona, y buscado por muchos, aunque no siempre encontrado.(...) casi siempre a rebosar, casi siempre lleno, cargado de vida, oliendo a café de pota recién hecho, traspasando ese aroma a las calles, como dejando un rastro para que alguien que se había perdido lo encontrase con facilidad. Era un lugar de encuentro, de evasión; pero también de cultura, de personas que amaban la vida, o que querían aprender a amarla; donde se congregaban para escapar de todo lo horrible que había en el exterior, para hundirse durante horas, tardes enteras, en una de las mesas de madera, junto al fuego, siempre encendido en cualquier época del año; leyendo una buena novela, distribuidas por estanterías en cualquier parte, y a disposición plena de los clientes. "







Sinopsis:

“El Café de Fontiña se ha convertido en el alma de una villa en el que las horas parecen eternizarse. Las tazas están siempre a rebosar, las estanterías plagadas de libros y la barra de flores vivas.
Después de dos décadas la anciana dueña, Olivia Ochoa, no encuentra motivos suficientes para levantarse y seguir manteniendo la esencia de su Café. Lashoras pasadas, como almas perdidas, regresan a su presente y le anuncian que su final no tardará demasiado.

Pero todavía no.

Porque Dorotea llamará a su puerta, como lo hizo Laura, como lo hacen los fantasmas. Y el tic-tac de la escritora deberá seguir sonando, porque sus horas no están resultas a terminarse.”












La Novela nos cuenta la historia de dos mujeres destrozadas que buscan recomponer sus trozos rotos.

Olivia es una anciana fría que cree no tener nada por qué vivir, refugiada en ese pueblo desde hace más de 20 años nadie parece conocerla, y así le gusta, sumergida en el dolor de una pérdida años atrás.

Dorotea tiene 20 años y escapa de una vida de maltratos físicos, una joven que se cree a si misma una inútil pronto se ve envuelta en Fontiña y su café, donde comenzará a trabajar al servicio de Olivia, y encontrará otra forma de ver la vida.



" -Necesito ayuda.- Dijo simplemente, con un hilo de voz. 
  -Todos necesitamos ayuda.
  -Me han dicho que usted a lo mejor también necesitaba      ayuda."

La historia transcurre en ese café precioso y lleno de libros, y poco a poco se nos va demostrando las letras de Olivia y sus sentimientos ocultos y contradictorios, además de su pasado y aquel fuerte lazo que la ataba a Laura.


Nos encariñamos muchísimo con la gente del pueblo, Manuel mi favorito con sus bollitos de nata, la pareja que la acoge a Dorotea, la florista, todos buenas personas que influenciaron a que ambas mujeres se ayuden mutuamente, y que el café  siguiera existiendo.

Es un libro corto, 150 páginas, muy ameno y acogedor, tiene una hermosa ambientación y un gran despliegue de emoción en sus letras.
Todos podemos sentirnos identificados con algunas partes, y los diálogos si bien son cortos son muy profundos.
Es una novela visceral, emotiva y muy recomendada








Les dejamos una pequeña entrevista a su autora Miriam Beizana Vigo, una persona muy cálida y amable.

1. El escenario de nuestra novela es un lugar totalmente acogedor, casi como si se tratara de una extensión del corazón oculto de la fría Olivia, por eso queríamos preguntarte cómo lo decidiste, ¿Por qué un Café? ¿Existe realmente o es todo ficticio?



Durante una parte importante de mi vida encontré refugio en un Café de mi localidad. Entonces me dediqué a visitar diferentes de estos lugares donde, de alguna manera, me era imposible quedarme sola con mis demoledores pensamientos. Allí conocí historias de todo tipo, personas muy diferentes y maravillosas. Me parecen lugares entrañables, llenos de magia.




Para Olivia, como para mí, abrir un Café era imprescindible. Su nuevo hogar en Galicia, Fontiña, carecía de un lugar cálido donde refugiarse del frío entre los vecinos. Al instalar allí un sitio acogedor dónde siempre hay café recién hecho, bollitos rellenos de crema, flores frescas en la barra y estanterías repletas de libros, fue como hacer latir un nuevo corazón.
Decir que el Café de Olivia no existe sería mentir. Bebe de trocitos de diferentes cafeterías en las que escribí gran parte de la obra, de la esencia de los sucesos que esconden sus paredes, de la chimenea encendida y de la enriquecedora conversación que tiene lugar con amigos entorno a una mesa de madera.

2. En la introducción nos comentas un poco que expresaste tus propios sentimientos en la obra, ¿podrías identificarte con algunos personajes en especial? ¿todos son aspectos de tu propia vida? ¿o es que te basaste en alguien más para crearlos?



Me identifico con todos y cada uno, de lo contrario no podría haberla escrito. Mi gran defecto es tener que desnudarme para escribir, no soy una escritora capaz de desprenderme de mis letras. Eso crea un vínculo de unión inquebrantable con los personajes, en especial con Olivia y Dorotea, tan diferentes y tan similares entre sí.

Pero el que compartamos gran parte de los sentimientos que yo haya vivido en mis carnes esos sucesos terribles a los que tienen que enfrentarse. Eso forma parte de un ejercicio de interiorización del dolor, de la esperanza y de la vida en sí.

Sin embargo, puedo recalcar que la mayor fuente de inspiración para crear a Olivia Ochoa (aunque no me gusta referirme a los personajes como una creación, pues son ellos los que me crean a mí) fue, sin lugar a dudas, la figura de mi abuela. La madurez, el tesón, cierta frialdad, un pasado plagado de escollos pero una mirada siempre elevada hacia el frente como si ya no existiera el miedo… Siempre he querido ser un poco como ella.




3. En el final de la novela nos dejas un hermoso mensaje de nunca dejar de aprender y mejorar, ¿Lo llevas acabo en tu vida personal?

Muchas gracias. Pretendo hacerlo, sí. De hecho, la literatura no deja de ser un aprendizaje personal diario, una filosofía de vida. En Todas las horas mueren me he liberado de muchas espinas que tenía clavadas, y creo que eso puede ayudar a los lectores a hacer lo mismo. Quería mostrar que en lo horrible y en la despedida puede encontrarse lo más hermoso y trascendental del ser humano. Es ese paso del tiempo, la muerte, lo que otorga sentido a todo lo que hacemos. Vivimos atormentados por la finitud de nuestro presente y eso, en ocasiones, nos impide ver la hermosura que hay por doquier.


4. En la Novela “Todas las Horas Mueren” Olivia es la escritora de una hermosa novela llamada “Marafariña”, que es otra obra tuya, una historia dentro de otra historia ¿Podrías hablarnos un poco de ésta otra novela para quienes no pudimos leerla de momento? ¿Cómo surgió el lazo entre ambas historias?


Marafariña es una novela de ficción autobiográfica, por lo que el contenido personal que se puede encontrar en ella es mucho más intenso. La historia se centra en una joven sometida a unas creencias religiosas muy restrictivas por parte de sus padres, que verá como su estipulado camino se va plagando de nuevas sendas que, decide, atreverse a emprender. Enfoca temas tan transcendentales para mí como la fe, la homosexualidad, el despertar personal, la familia y la amistad.

Mi unión con esta obra, me llevó a escribir Todas las horas mueren, que me sirvió de catarsis en los descansos creativos que solía tomarme. De hecho, como guiño, tal y como se supone que Olivia Ochoa es la autora de Marafariña, es uno de los personajes de ésta al que se le atribuye la autoría de la obra del Café de Fontiña.




Les dejamos su página web Aquí para quienes deseen saber más de ella.


Booktrailer:

¡Muchas Gracias por leer!






miércoles, 21 de diciembre de 2016

Audiocuentos del Búho: La Durmiente


Hoy les traemos un nuevo Audiocuento del Búho! Se trata de un poema retelling del clásico La Bella Durmiente de los Grimm escrito por Sabri.

¿Qué pasa con la Durmiente mientras duerme en soledad?

Empezó como un proyecto para ilustrar, pero como llevaba mucho tiempo no nos contuvimos en hacer una narración primero con algunas de las imágenes que está usando de referente.

Los dejamos con el Audiocuento y una ilustración en proceso...





Y otra cosa más, ¿Alguno tiene canal de Youtube? Si es así déjenlo en los comentarios, con gusto nos pasamos. 

¡Gracias por Escuchar!






domingo, 18 de diciembre de 2016

Tag de Libros!!!

Gracias  a Rosa Berros Canuria, del Blog de la Fábula por nominarnos a este tag.

1- ¿Qué libros te traen buenos recuerdos y relees cada cierto tiempo?

Algunos clásicos de Stephen King, como Misery, se te pega a los dedos cuando pasas por el anaquel. También Cumbres Borrascosas, de Emily Bronte, Rebecca de Daphne Du Maurier, y Alguien llama a la Ventana de Cristina Bajo.




2- ¿Hay algún libro que interrumpiste por la razón que fuera y te gustaría darle otra oportunidad?

En general no dejo ninguno sin leer. Tarde o temprano lo retomo para conocer el final. Sabri y el Búho Mayor no le dan segundas oportunidades. Lo abandonan sin más.

3- ¿Has leído algún libro en su versión original?

Sólo de habla hispana, jeje. Todos los de Pérez Reverte, todos los de Ruiz Zafón, etc. No manejamos idiomas, salvo un poco de inglés utilitario y francés (el Búho Mayor).

4- ¿Recomiendas algún libro que no sea una novela?

La Biblioteca de Noche, de Alberto Manguel,  Los Diarios de Alejandra Pizarnik, Mientras Escribo, de Stephen King.No me iré sin mi Hija, de Betty Mahmoody, es hermoso. Piloto sin Piernas, de Paul Brickhill, y El Retorno de los Brujos (el Búho Mayor)



5- ¿Sigues en Facebook algún autor?¿es accesible, o un poco divo/a?

Seguimos algunos, por lo general los autores independientes son muy accesibles e incluso podés interactuar con ellos. Otros más bestseller dejan de ser tan accesibles, pero no los calificaría de divos, parecen ser personas muy sensibles y comparten muchas cosas con sus lectores.

6- ¿Hay algún Best Seller que no te ha entrado ni a martillazos?

En general no nos guiamos mucho por el término "Best seller". Hay temáticas que por lo redundantes terminan aburriendo y otras que no nos atraen en absoluto.
Por lo general no leemos muchos juveniles salvo algunos que tengan un argumento atrayente, y obviamente los 3 tenemos gustos distintos, así que depende.
50 sombras, El Principito, la mayoría de la obra de Gabriel García Marquez...


7- ¿Leíste muchos libros en tu adolescencia más allá de los mandados en el colegio?

Los libros a los que podía acceder en ese tiempo eran los que coleccionaban los adultos, Todos los de la serie juvenil de la colección Robin Hood, de la editorial Acme, y algunos títulos de Ediciones Selectas. Prefería los libros a los juguetes. Sabri ya nació con la tecnología y el acceso a Internet le posibilita un mayor acceso a la lectura y a las novedades, títulos y sugerencias, además de la biblioteca que hay en casa, y los libros infantiles que sacaba de la Biblioteca. Para el Búho Mayor eran imperdibles los Bolsilibros de Bruguera y las historietas hasta los 12. Después llegaron los libros "serios".

8- ¿Qué características debe tener un libro para que, a priori, sea un éxito seguro?

En lo que a nosotros respecta, un buen libro debe tener un buen equilibrio entre narrativa, temática y edición. no nos gustan los finales abiertos, a menos que sea una saga (que tampoco nos atraen demasiado). No nos gusta el erotismo barato de relleno ni que el autor se vaya por las ramas y termine retorciendo la historia. Tampoco los finales abruptos o "sacados de la galera".

9- ¿Algún libro te gusta en secreto, siendo para ti un placer culpable?

En realidad no. Compartimos toda la literatura que cultivamos a nivel familiar. Todos leemos todo lo que nos agrada a cada uno sin reparos.

10- ¿Alguno te ha robado el sueño en el sentido de no poder dormir hasta terminarlo?

Muchos. También depende mucho del grado de cansancio del día. De los más actuales, Hombres Buenos, de Pérez Reverte, La Autopsia de Satán, de Luis de la Higuera. La Sombra del Viento, de Ruiz Zafón. Varios de Stephen King. De los más antiguos, Rebeca, que ya mencionamos, Papillón, de Henry Charriere. El reloj no nos condiciona para la lectura, y de chicos hemos llegado a leer con la linterna bajo las sábanas...


Bueno, cumplido el reto, pasamos a nuestros nominados:

Carme, de A la luz de las velas  

Cyn, de Un jazmín en mi estantería
Beatriz, de Gozar de la Vida

Las preguntas son las mismas, no hace falta formular nuevas, así que será bastante sencillo.
Bueno, esperamos les haya gustado, y un afectuoso saludobúho hasta nuestro próximo encuentro!!!